Andrey Amador se portó como un gladiador en la Strade Bianche

By
Updated: marzo 4, 2018

Años atrás, cuando Andrey Amador  comenzó a perfilarse como una de las grandes promesas del ciclismo nacional mostraba habilidad sobre la bicicleta en carretera, pero también se le veía mucha técnica en el MTB.

Y es por eso que la Strade Bianche es una de las carreras de un día que más le llaman la atención, porque es diferente, al presentar en su recorrido múltiples tramos en caminos de tierra.

Este año la exigencia fue mayor en esta tradicional prueba de 184 kilómetros, pues durante la semana llovió y cayó nieve en la provincia italiana de Siena.

Así que el tico de Movistar Team se convirtió en un gladiador en medio de la tierra y el barro.

“Fue una Strade Bianche muy dura la verdad y como siempre en esta carrera con la mala suerte encima. En un tramo se me bajó la manivela, lo que provocó que se me frenara la bicicleta”

La carrera la ganó el belga Tiesj Benoot (Lotto Soudal), al llegar en solitario a la meta con un tiempo de 5:03:33, superando por 39 segundos al francés Romain Bardet (AG2R La Mondiale).

El tercer lugar fue para Wout van Aert (Vérandas) a 59 segundos y Alejandro Valverde finalizó en la cuarta casilla, a 1:25.

Por su parte, Amador se dedicó a trabajar por delante del grupo de favoritos y hasta el momento, la organización no ha entregado la clasificación completa

En lo que va de este inicio de temporada, Andrey suma diez días de carrera y 1.607 kilómetros pedaleados en competencia.

Su próxima prueba en agenda será la Tirreno Adriático, del 7 al 13 de marzo.

Pero Amador no fue el único exponente de Costa Rica presente en la Strade Bianche, pues el pedalista nacional de 19 años Kevin Rivera también tomó la partida.

Esta fue la primera carrera en Europa del año para el rutero oriundo de Pacayas que milita en el Androni Sidermec de Gianni Savio

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *